Opinión sobre: Harry Potter: The Exhibition (Valencia 2019)

Opinión sobre: Harry Potter: The Exhibition (Valencia 2019)

¡Hola lectores!

Hoy os traigo una entrada diferente y es que estoy de vacaciones.

 

Hemos estado unos días por nuesta capital, Valencia, y aunque no tenía muy claro si ir o no, al final cogimos las entradas para: Harry Potter: The Exhibition.

Lo primero que os voy a contar de esta exposición es que es muy cara, 25€ por persona nos costó, lo segundo es que el tiempo estimado para verla es 1 hora, pero nosotros la vimos en 30 minutos.

Ahora bien, me ha parecido un poco triste, ya que yo esperaba más de lo que me encontré, me explico:

Tras llegar a Valencia y encontrar algunas de las figuras que había por la ciudad anunciando la exposición, véase la foto siguiente, llegamos al Museo de las Ciencias, donde se encontraba situada, con una cola de unos 15 minutos para entrar, no te dejan ni llevar agua ni chicles ni nada por el estilo, así como los bolsos tienen que ir delante para que no tires nada.

Figura del sombrero seleccionador, fuera de la exposición

 

Una vez dentro tienes la posibilidad de hacerte una foto con varitas, que pagas también, o bien sigues en la cola para entrar, una vez nos tienen agrupados, uno de los coordinadores solicita que se diga el hechizo para abrir la puerta todos juntos, y «magicamente» se abren y nos dejan paso a una sala donde seleccionaran la casa de los pequeños, un chico sostiene al sombrero seleccionador y tras preguntar primero la casa a la que les gustaría pertenecer «asombrosamente» el niño o niña es adjudicado a dicha casa.

Tras estas interacciones que han sido quizá lo mejor de la exposición, se nos hace entrar en una nueva habitación, en la que hay 8 pantallas con la portada de las películas, en un momento se reproducen los trozos más remarcables de cada una y al final dicha reproducción por detrás de nosotros se abren unas puertas con un joven que lleva, como Hagrid hizo, un farolillo y se encuentra al lado del tren, pero no nos podemos quedar parados para ver el asombroso tren (aparte de que estaba tan oscuro que no podías verte ni los pies).

Desde este momento, toda interacción será con tu acompañante, puesto que ahora solo veras expuesto algunos de los objetos que se utilizan en las películas y la ropa de los actores, aunque si la ropa es real (por las medidas digo) me parece que Emma Watson es muchísimo más flaca que una modelo y más pequeña, porque algunos vestidos no entraba ni mi hermana de 10 años.

Os dejo aquí bajo algunas fotos, a las que he dado brillo previamente, porque obviamente está prohibido usar el flash.

Para mi ha sido una decepción y aunque al principio parecía muy buena exposición cuando llegas al final solo puedes decir: ¿ya está? Además de que una vez salgas no puedes volver a entrar, la última habitación es la tienda donde el precio más bajo eran 5€ 4 lapices normales. Una locura vamos…